Cambiando el foco. Reflexiones para Hablar En Público

Durante muchos años fui representante y, por motivos de trabajo, viajaba muchísimo. Hoy, todavía, me muevo bastante por motivos de trabajo y, siempre que puedo, aplico una de las herramientas que aprendí durante mis años de vendedor: hablar con todo tipo de gente en todo tipo de contextos. Siempre que les apetezca, claro. Y eso me trae a la cabeza algunas historias que conocí en esas conversaciones de tren, avión o en algún evento después del trabajo.

Uno de ellos fue con Jesús, un hombre entradito en años, no muy alto. Recuerdo su voz agradable y su tranquilidad al hablar. Me dijo que practicaba bastante ejercicio y que, además, empezó ya rozando los 40. Lo que me impactó es que no se dedicaba a un deporte fácil. Se dedicaba a correr maratones e, incluso, llegó a correr un par de Ultra Trail, ¡eso son carreras de más de 100 km! Y cuando yo lo conocí ya rondaba se acercaba peligrosamente a los 60…

Lo que se me ocurrió preguntarle fue… y cuando llevas 60 km. ¿en qué piensas? ¿No te duele todo? (En mi cabeza yo pensaría que todavía me faltaban al menos 40 km… ¡casi una maratón!)

“No, ¡qué va! – me contestó- Centro mi atención en otra cosa. Alejo mi mente del cuerpo y del dolor. Como soy profesor, trato de resolver acertijos lógicos y de matemáticas. Además, llega un momento en el que es como si tropezaras en una pared, pero si lo superas, ya es más fácil”

Hace muchos años yo corría varias veces por semana, pero no tanto y solo por estar en forma. Así que está claro que el foco de atención tiene mucho que ver con aquello que conseguimos. Desde luego, éramos muy diferentes.

Pero por lo que traigo esta historia hoy es porque, en realidad, estuvimos hablando de una técnica que no solo es útil para correr, sino que también es muy útil para hablar en público. Lo normal es que tomemos un punto de referencia y pongamos el foco ahí. Si es negativo, va a seguir negativo. Así que lo mejor es practicar el cambio de foco. Lo que yo llamo el barrido activo, cambiar el foco a diferentes puntos de la situación o el contexto.

¿Y por qué tenemos que cambiar el enfoque cuando hablamos en público?

Cuando tenemos ansiedad al hablar en público, pensamos demasiado. Ponemos el coco en modo catástrofe y suponemos que todos piensan de forma negativa sobre nosotros, que vamos a hacer el ridículo, etc.

Y eso nos vuelve cohibidos, no sabemos qué hacer con las manos, ni cómo estar de pie correctamente y, además, usamos diálogos internos como: "Soy el centro de atención", "Todos me miran", "Están esperando a que me equivoque". Además, nos solemos comparar con otras personas a las que ponemos por encima y eso nos vuelve más negativos todavía…

Es como si estuviéramos en un lodazal en mitad del pantano de nuestros pensamientos negativos, apestando a tristeza y conmiseración por lo desgraciaditos que somos mientras todos a nuestro alrededor nos miran. ¡Y eso no está bien! ¡Para nada!

Hay que cambiar el foco. Desviar nuestra atención de nuestro ego angustiado, dejar a un lado el miedo y empezar cambiar el foco a otras cosas… Al igual que hace Jesús al correr un Ultra Trail, estar presente pero enfocado en otra cosa, no en el dolor, no en lo negativo. Cambiar el foco, cambia el estado interno, y si cambias el estado interno cambias la actitud y eso varía tu conducta.

Hablar en público-Oratoria-Valencia-Superación

Cambiando el Foco para hablar en público
  1. Cambia dialogo interno que te estás contando a ti mismo. Hace unas semanas, un cliente me dijo: "lucho por mantener la confianza". Después de una charla, hubo un cambio de enfoque hacia "Estoy aprendiendo a tener confianza, y lo vivo como un proceso de curiosidad y aprendizaje". Cambiar el marco a través del cual vemos las cosas y elegir uno que nos permita hacerlo de manera positiva, puede marcar una gran diferencia en cómo nos sentimos. Entonces, entender el marco de referencia, nos ayuda a cambiar el enfoque.
  1. Una manera de ayudarte a cambiar el enfoque es preguntarte "¿Qué es MÁS importante que el miedo para mí?”. ¿Qué valoro en esta situación? Saber lo que es importante para ti te ayuda a concentrarte en tu yo superior, en tu propósito de vida. Toma trabajo aclararlo, pero creo que realmente vale la pena hacerlo, ya que, si tienes un marco de referencia poderoso asociado a lo más profundo de tu ser, todo es más fácil. Si conoces cuáles son tus valores y te los recuerdas antes de hablar, eso te añada un plus de coraje cuando hables, ya que estás respondiendo a tus motivaciones internas.
  1. Para mí, un enfoque que me ayuda es la idea de que estoy aquí para ayudar a los demás. Elegir empoderar a otros, en lugar de concentrarse en la ansiedad, en mis limitaciones o temores. En lugar de centrarte en: "Tengo 100 personas mirándome y atentas a lo que hago, ¿qué están pensando de mí?"

Mi trabajo es ayudar a las necesidades de un grupo, centrarme en ayudar a otras personas a superar sus propios temores y limitaciones, me ayuda a desapegarme de mis propios cercados mentales. Y haciendo esto, estoy alineado con mis prioridades vitales, ya que siento que sirvo a mi Visión del mundo y eso me inspira a encontrar nuevas formas de ayudar a otros. Buscar lo que hay de especial en cada una de las personas que te encuentras en el camino de la vida, es otra forma de enfocarte en los demás.

Si nos damos cuenta, realmente hablar en público, no es realmente hacerlo acerca de nosotros como individuos, sino que se trata de servir a la audiencia, y entonces hablar se convierte en una experiencia muy diferente. Nos volvemos menos cohibidos, encontramos nuevas formas de expresión y la ansiedad desaparece.

  1. Puedes también ver tu exposición en público, como la oportunidad es crear un sentido de pertenencia en la sala. Para asegurarte de que las personas se sientan incluidas en la experiencia. Entonces, como orador, quieres tengas contacto visual individual con la gente que está detrás y a los costados, o delante de ti. Me encantaría que trabajaras en tu próxima exposición, para asegurarte que la gente se sienta atendida. Al hacer eso, estás alejando tus pensamientos de ti mismo hacia los demás. Quiero que seas consciente de los individuos. (Deberás currártelo un poco para acostumbrarte y hacer que las caras en blanco te gusten antes de poder dominar esto).
  1. Hablando en nombre de la gente... Tengo la fortuna de trabajar con voluntarios de una ONG y ver cuanta pasión y Amor ponen por la tarea que realizan, es francamente inspirador. Su voz es la voz d las personas a las que ayudan. Enfocarse en lo que pueden hacer, en todo el bien que hacen, les ayuda a distanciarse de las situaciones, a veces terribles, de muchas de las personas sintecho a las que ayudan. Yo les he visto hablar con pasión de su trabajo y su compromiso. Y eso es algo que se agradece. No es solo la técnica lo que manda, sino también la pasión de por qué haces una presentación en público
  1. Y, ya que estamos, ampliar el marco de referencia, tomando una cierta distancia, viendo la imagen más grande, la meditación y la atención plena son prácticas estructuradas que te pueden ayudar a enfocar la atención en el momento presente, el aquí y ahora y, así, calmar el cerebro y gestionar la respuesta ante la ansiedad. Practicar meditación y atención plena, pueden marcar una gran diferencia en la forma en que la vivimos cualquier experiencia, y cambiar nuestro rango de respuestas ante una situación antes estresante.

Así como una madre distrae a un niño que está llorando con algo que le llame la atención, o como un corredor de larga distancia que utiliza juegos de lógica y matemáticas para alejar la atención del dolor y el cansancio, podemos aprender a desviar nuestra atención de la ansiedad y lo pensamientos negativos y limitantes.

Es una simple, pero importante aportación, a nuestra caja de herramientas para poder hablar en público.

Resumiendo

  1. Cambia el dialogo interno y cambiarás el enfoque.
  2. Establece Valores y prioridades.
  3. Elige ayudar y empoderar
  4. Incluye a los otros y céntrate en ellos.
  5. Habla con pasión y sé la voz de los otros.
  6. Cambiar el marco de referencia y utiliza la atención plena y la meditación
  7. Este, siempre es el más importante, ¡disfruta!

Y por hoy, eso es todo. Si quieres saber más sobre el Curso de Oratoria 360, suscríbete y estarás al día de todos los artículos y actividades para aprender a hablar en público.

Y si quieres hacer cualquier consulta, solo tienes que ir a la página de CONTACTO.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies (pinche el enlace en rojo para mayor información), y la aceptación de nuestra política de cookies.

AVISO LEGAL

Revisa nuestra Política de privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies